ATE recordó a Germán Abdala

Compartir

A 19 años de su fallecimiento ATE le rindió un emotivo homenaje al histórico dirigente de ATE germán Abdala. El encuentro contó con la presencia de José Luis Matassa, Secretario General de ATE Capital, junto a Carlos Custer, compañero de militancia de Germán y Sergio Toledo, Delegado de la Junta Interna de Presidencia de la Nación y Jefatura de Gabinete e integrante del Equipo de la Secretaría de Organización quien conoció a Abdala en los años ‘80. También estuvieron presentes: los Secretarios General y Adjunto de ATE Nacional Julio Fuentes y Hugo Godoy, el Secretario General de la CTA Nacional Pablo Micheli, y el Secretario General de CTA Capital Carlos Chile.

La militancia ocupó todo el salón Germán Abdala y disfrutaron del documental “Germán” donde se rescatan las diferentes intervenciones de nuestro compañero durante su trayectoria política.
La primera intervención estuvo a cargo de Carlos Custer, quien recordó que conoció a Germán (Abdala) en el año 1975, “… de la mano del sordo y Víctor, porque éramos compañeros de minería. Germán era un tipo cautivante, era un tipo simpático, era un tipo lleno de vida. Aún cuando estaba muy enfermo, él seguía con su firmeza, con su lucidez y con sus convicciones…”
“…me acuerdo haberlo acompañado a Viedma, a Pergamino, a Córdoba donde cautivaba con el mate en la mano con su charla y su personalidad, por tener la cara de un tipo transparente, limpio y convencido y por la profundidad de sus análisis”, rememoró el dirigente…”
A la hora de hablar de un momento triste, Custer relató que a pesar de que la enfermedad de Abdala era irreversible, señaló “…aún en esos momentos, y ustedes lo ven en el mensaje en silla de ruedas diciendo “a mí el cáncer no me va a matar. A mí lo que me mataría es que realmente nosotros nos sepamos crear una opción para el pueblo argentino donde seamos protagonistas para lograr la transformación necesaria de la sociedad que soñamos”.
Finalizó su recordatorio resaltando lo que sostenía Germán “… cuando hace la distinción de la autonomía del sindicato y la instrumentación de lo político electoral. Cuando él tiene que optar entre el partido o el movimiento que lo lleva a la banca y las organizaciones de clase que él representa, no tiene ninguna duda, Germán está con la clase trabajadora y sigue estando con los trabajadores estatales…”
Por su parte el delegado de ATE en Presidencia y Jefatura de Gabinete, Sergio Toledo, contó que conoció a Abdala cuando él, junto con otros compañeros, realizó una sentada en la puerta de la casa Rosada e impidieron que Carlos Menem pudiera salir.
“…en el año 1986, yo tenía 21 años y no nos paraba nadie. Decidimos hacer una asamblea para empezar a organizarnos, no teníamos nada y apareció Germán y empezamos a trabajar sindicalmente. Nosotros volvimos de esa sentada después que la policía nos había pegado recuerdo la frase de Germán que me llamó la atención: ‘compañeros, no pierdan la alegría’. Se pueden imaginar que a nosotros nos dolía todo el cuerpo pero una semana después terminamos cobrando lo que veníamos reclamando desde hace años”.
Toledo terminó su discurso leyendo la frase de Abdala que dice: “Primero debemos definir lo que queremos ser, de manera amplia y no sectaria, para encontrarnos luego con todos los que compartimos eso. La definición no debe ser ni a favor, ni en contra, sino con la política sindical que nos une”.
Cerró el acto José Luis Matassa, quien apuntó que Abdala sigue estando del lado de los “trabajadores, del lado de la liberación de la Argentina”.
“…no hay dudas que Germán seguiría construyendo nuestra CTA, que estaría en la CTA que hoy está peleando en la calle, en la CTA que hoy se para en la necesidad de todos los trabajadores, que demuestra que no hay otra manera de entender una construcción de una central obrera que no sea en el debate y la discusión con el conjunto de los compañeros. Esta es realmente la única manera de construir una CTA autónoma de los gobiernos, de los partidos políticos y de los grupos económicos”, puntualizó.
A la hora de pensar a Germán Abdala en la actual coyuntura Matassa sostuvo “…sin dudas la coyuntura nos atraviesa y creo que en esos momentos, uno debe recordar a otros compañeros que en la misma línea que Germán nos han dejado su legado, como Héctor Quagliaro, Carlitos Casinelli o Leopoldo González. Y al recordarlos, no nos quedan dudas de cuál es la línea que tenemos que seguir construyendo”.
Quiero terminar este homenaje con la frase de Germán: “…hay un nuevo país para cambiar; hay una nueva sociedad para construir y hay nuevos caminos para alumbrar…”, concluyó Matassa.