ATE rinde homenaje a militantes de los Derechos Humanos

Compartir

El martes 18 de agosto ATE homenajeó a 15 luchadores incansables en defensa de los Derechos Humanos. La actividad se llevó a cabo en un repleto Anfiteatro Eva Perón de la sede del CDN.

eva-peron

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

Esta célebre frase de Bertolt Brecht, dramaturgo y poeta alemán, podría resumir en palabras el homenaje de la Asociación Trabajadores del Estado a Oscar Rodríguez, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Plata, integrante del equipo jurídico del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) y abogado querellante en la causa contra Blaquier; Luis Miguel Baronetto, escribió la biografía del Padre Angelelli y fue secretario de DDHH de la Municipalidad de Córdoba; José Ernesto Schulman, Secretario nacional de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre; Pablo Pimentel, referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza; Vicente Zito Lema, poeta, periodista, filósofo y militante de derechos humanos; Ana Careaga, directora del Instituto Espacio para la Memoria; Enrique Furman, sobreviviente de la ESMA y miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos; Margarita Noia, cofundadora de la Herman@s de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia; Elia Espen, Madres de Plaza de Mayo; Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo; Obispo Aldo Etchegoyen, Co-Presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH); Graciela Cabib, Madres de Plaza de Mayo; Juan Carlos Capurro, abogado de ATE, CTA y organismos de Derechos Humanos, miembro de la Federación Internacional de Derechos Humanos; Carlos Rozanski, Juez Federal del Tribunal Oral Nº 1 de La Plata que condenó por ejemplo a Miguel Etchecolatz; y Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz en 1980 y presidente del Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina.

“En 2012, el 50º Congreso Nacional de ATE resolvió construir una condecoración con la que pudiéramos homenajear a los militantes de nuestra organización que tuvieran actividades destacadas en diversas áreas. Hasta el día de hoy, recibieron esta medalla más de 150 compañeros de ATE de todo el país”, arrancó su intervención de apertura Julio Fuentes, Secretario General de ATE. Luego, explicó: “Con el tiempo fuimos sintiendo la necesidad de que el homenaje se haga extensivo a militantes del campo popular que consideramos parte, a aquellos que consideramos parte de nuestra organización tanto como quienes somos afiliados del gremio. A partir de esta idea, quisimos comenzar con estos hombres y mujeres que estuvieron al lado nuestro y del pueblo”. “La bandera de los Derechos Humanos es la más digna que tienen los pueblos”

El director del Departamento de Derechos Humanos del Consejo Directivo de ATE, Héctor Carrica tomó la palabra ante un anfiteatro colmado y explicó: “Hoy, a los trabajadores nos toca hacer un reconocimiento que expresa una voluntad política de una organización como la nuestra, la Asociación Trabajadores del Estado. Lo fundamental es entender que cuando uno dice reconocimiento dice memoria. Y este es un sindicato que tiene en su memoria a 276 compañeras y compañeros desaparecidos.  Y ellos están presente en este desafío de seguir luchando cada día para transformar una sociedad injusta a una sociedad de plenos derechos”.“Estamos de pie porque hemos sufrido muchos golpes. Y aquí hay hermanos, hijos e hijas, madres y compañeros de las organizaciones de Derechos Humanos que nunca bajaron los brazos ni dejaron de pelear”, expresó Carrica, y agregó: “A los luchadores no hay nada que nos enaltezca más que ese vínculo, que es el de estar dispuesto a dar la vida si fuera necesario para cambiar las relaciones injustas que existen en el mundo”.Para cerrar, el dirigente estatal afirmó: “Este es un acto de mucho amor y reconocimiento para estas luchadoras y luchadores que nunca nos dejaron y siempre estuvieron poniendo nuestro apoyo y afecto. La bandera de los Derechos Humanos es la más digna que tienen los pueblos. Por esto, estoy seguro que vamos a estar más unidos que nunca para seguir dando la pelea”.

Fuente: ATE provincia de Buenos de Aires