Avances en la seguridad de los hospitales

Compartir

Por los hechos de violencia que se han registrado últimamente en los hospitales y en otros centros de salud bonaerense, la dirigencia de ATE Provincia de Buenos Aires mantuvo un encuentro con el titular del área provincial, doctor Alejandro Collia, junto al resto del gabinete de esa cartera, y el ministro de Seguridad, Ricardo Casal.

En el encuentro, del que también participaron diversos representantes gremiales, ATE planteó la necesidad de intervenir en aspectos diversos que hacen a la seguridad de trabajadores y pacientes en los nosocomios públicos.

Uno de ellos estuvo referido a la necesidad de una mayor presencia policial en esos sitios, que exista una mayor designación de personal enmarcados en la ley 10.430 que recorran las instalaciones y establezcan presencia, también que funcionen equipos de contención de los pacientes y sus familiares, a la vez de que mejore la prestación de los servicios nombrando el personal necesario para que los visitantes no deban esperar un tiempo exagerado para ser atendidos por los servicios correspondientes.

Ante ese cuadro de situación, las autoridades se comprometieron a poner en funcionamiento en el plazo de 24 horas un servicio telefónicos en los hospitales, del tipo del 911, un sistema de botones de pánico a implementarse en los próximos días, y en tercer lugar la puesta en marcha de un plan de formación de personal especializado para observar la situaciones intrahospitalarias que pueden derivar en algún tipo de conflictividad, y que luego sería incorporado al régimen de la citada norma 10.430

En cuanto a la mencionada presencia policial se conversaron aspectos que tienen que ver con tareas de prevención, contención e hipotética intervención.

Asimismo, se acordó con las autoridades la conformación de una mesa de trabajo permanente de la que tomarán parte representantes de las carteras de Salud y Seguridad, y de los distintos gremios del Estado.

Luego de lo conversado, Oscar de Isasi, consideró que “de cumplirse lo comprometido, la gestión y el formato propuesto constituirían un avance significativo para el personal y los pacientes rumbo a minimizar las consecuencias de la situaciones de violencia e inseguridad registradas últimamente, a la vez de constituir también este armado conjunto de trabajadores estatales, y personal policial especializado, una combinación excelente para afrontar este tipo de realidades, al menos en los espacios públicos del Estado”.

“Es necesario redoblar esfuerzos de manera urgente para solucionar en estos espacio del Estado este tipo de situación de conflictividad, a la vez de estructurar una mejora notoria en los niveles de prestación de los servicios públicos que acorte en el mayor número posible la cantidad de pacientes y familiares aguardando a ser atendidos como corresponde. Todo este cuadro, permitirá además una notoria dignificación en las condiciones laborales de los empleados de la salud, que diariamente entregan su esfuerzo por brindar la mejor atención posible”, finalizó el dirigente.