Denuncian “persecución ideológica”

Compartir

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) de la región norte y oeste se sumaron en apoyo al reclamo de los trabajadores municipales de Lincoln y exigieron, en un acto frente al hospital de la ciudad de Lincoln, que el intendente Jorge Fernández atienda los reclamos del sector y sanee la problemática salarial, además de denunciar “persecución ideológica” por parte del Ejecutivo. La primera en tomar la palabra fue la compañera delegada Rita Liempe, de ATE Lincoln y Secretaria General de la CTA Regional Lincoln-Vedia-Pinto, quien destacó el apoyo de la regional y dijo que “el Ejecutivo sigue sin dar respuesta a los trabajadores y que nuestros problemas, por lo menos, se vean disminuidos”.

Por su parte, el representante de la CICOP Lincoln, Aurelio Del Fabro, arremetió: “El Gobierno continúa con tapones en los oídos, porque no escucha a la gente. Hay profesionales con un sueldo básico de 700 pesos, más 200 que se les paga en negro. Ese número es el mismo que cobran hoy los jubilados”.
Además, denunció: “Hay muchísimos trabajadores que tienen terror de ayudarnos y de apoyarnos en esta lucha porque existe una persecución gremial e ideológica. Hay muchos compañeros que tienen miedo que no les renueven el contrato, que si participan los cambien de sus lugares de trabajo, como ya ha pasado en Lincoln”. En esta línea Del Fabro dijo que el Ejecutivo no hace nombramientos legales, sino que “los contrata a dedo” a los profesionales. “Incluso hasta hubo amenazas”, sostuvo el dirigente. “La gente no habla por miedo a perder el miserable sueldo que se les paga”, remarcó.
En su discurso manifestó: “Que el Ejecutivo abra una mesa de diálogo para discutir la problemática de los salarios y que nos digan en la cara cuánto es lo que nos pueden dar de aumento”. Y continuó: “No pedimos que nos recompongan todo el sueldo de una vez, pero sí que nos hagan un plan de actualización”. Y terminó: “Basta de los sueldos miseria”.
Julio Miguenz, secretario general de ATE Junín, recordó: “En la última jornada de protesta –aludiendo al mes de octubre, cuando los gremios locales se reunieron en repudio a la muerte de Mariano Ferreyra- vimos hasta dónde llega el autoritarismo de algunos funcionarios públicos, por supuesto digitados por el intendente de esta ciudad, cuando interrumpieron y echaron como perros a los trabajadores que estaban en asamblea. Pero no nos quedamos ahí. Fuimos e hicimos las denuncias correspondientes ante el ministerio de Trabajo y ellos se presentaron a la reunión de conciliación sin darnos una sola respuesta”.
De la reunión participaron representantes de las regionales General Arenales, San Pedro, Ascensión, Vedia, Junín, Pergamino, Ramallo, San Nicolás, del Consejo Directivo Provincial de ATE y CICOP Junín, Lincoln y La Plata. Al finalizar, realizaron una caravana y bocinazo en forma de protesta, pasando frente a la SRA Lincoln, donde el intendente local abría el XIV Encuentro de Trabajo de la Justicia de Paz, para finalizar en una asamblea en el cine Jorge Newbery.

Ante el Ministerio
El secretario general de ATE Junín, Julio Miguenz, adelantó que la próxima semana ATE presentará “una denuncia por práctica desleal contra el intendente de Lincoln” ante el ministerio de Trabajo nacional, “para que las presiones no queden en la nada”. Y remarcó: “Acá actúan así. Con el apriete, metiendo miedo a los trabajadores para que no participen de una lucha legítima. Pero nosotros entendemos a los compañeros que no se suman a las protestas. Pero yo no le pediría permiso a ningún intendente para salir a un acto que es en defensa de nuestros derechos”.

En crudo
El representante de la CICOP Junín, Adrián Pérez, fue contundente, preciso y habló sin filtros: “Estamos pidiendo que estos muchachos (por los intendentes), que saben hacer buenos negocios inviertan en salud y en educación. Que sepan que la plata que vuelcan en estas áreas es una inversión y una mejora para las condiciones laborales de los trabajadores. La última vez que vine, hablábamos de los bungaloes del intendente. Ahora creo que son bungaloes, departamentos, etc., etc., de la mano de Walter Fernández. Le va muy bien, está haciendo buenos negocios”. Y sostuvo: “Los funcionarios públicos pasan, se van más ricos o menos ricos, pero lo que queda es la lucha y nosotros lo estamos haciendo”.

Fuente: http://www.lapostadelnoroeste.com.ar