Hugo Godoy: “Ayer fuimos la piedra en el zapato de la dictadura, hoy somos la punta de lanza en la lucha por una Nación más justa”

Compartir

El Secretario Adjunto de ATE y referente de la CTA provincia de Buenos Aires, Hugo “Cachorro” Godoy, viajó a la provincia del noroeste argentino para, entre otras actividades, participar de la multitudinaria 29ª marcha del apagón de Calilegua a Ledesma.

En diálogo con El Trabajador del Estado, Hugo Godoy habló del juicio que hoy se está desarrollando contra Carlos Blaquier y sobre “lo masivo de la movilización y la vinculación con la historia de la dignidad de la clase trabajadora”.

-La movilización, los varios juicios contra represores que están comenzando en Jujuy, ¿Cual es el ambiente que se percibe en la provincia?

- Fue una cosa muy importante, significativa y profunda. Muy contundente en cuanto a masividad. La presencia de los jóvenes es lo más destacado. Sin embargo, se da en un marco complejo porque la empresa intentó hacer un movimiento el día anterior para rodear la empresa justificando que daba trabajo. Esto también refleja el grado de preocupación que tienen por el avance de la conciencia general y el avance del juicio. A la vez, la presencia de ATE, CTA y tantas otras organizaciones en la marcha nos demuestra que en esto el movimiento popular está unido. Aquí en Jujuy la estructura de poder tradicional de quienes en algún momento se sintieron dueños de la vida y de la muerte está profundamente conmocionada por la estoica lucha de este pueblo y por el alto nivel de participación y consciencia colectiva que se ha demostrado hoy. Poder, orgullosamente desde ATE, ser parte de esto es muy emocionante.

-¿Este proceso puede ser el puntapié para que se enjuicien a otros civiles corresponsables del genocidio?

- Claro que sí. Por ejemplo, hoy declaró quien fuera el secretario general del sindicato minero en las minas Aguilar al momento del golpe, Efrén Guzmán, detenido junto a otros 40 trabajadores. Hizo su alegato y descripción, y no solamente demostró la brutalidad del accionar represivo sino que también puso al descubierto la complicidad y cooperación entre gendarmería y la empresa. Una, la mano instrumental, y la otra, quien era el verdadero ordenador de esa represión: elaboraban listados, abastecían de infraestructura. Las acciones mayoritarias de esa empresa minera (la mina Aguilar sigue funcionando, todavía en manos de capitales multinacionales) las tenía el grupo Rockefeller. Pero además, este juicio lo que permite es, además de avanzar en la búsqueda de verdad y justicia, traer a este presente una conciencia de que el vínculo sigue siendo actual. Si no se garantiza terminar con la impunidad y la subordinación a los grandes monopolios internacionales, es muy difícil que podamos construir una nación con justicia y esperanza de igualdad para la mayoría del pueblo.

El otro dato importante es el hecho de lo masivo de la movilización, y la vinculación con la historia de la dignidad de la clase trabajadora. Y un ejemplo de esto es Efrén Guzmán. Este hombre al salir en libertad se fue a trabajar a Salta y allí consiguió empleo en el Estado. Y fue él, junto a Gabino Díaz, quien colaboró en la reorganización de ATE apenas recuperada la democracia. Ese mismo trabajador secuestrado por la dictadura (con la complicidad de la patronal Rockefeller) siguió peleando en la construcción de otra organización popular como la nuestra. E inclusive él nos decía que no podía hacer nada menos que declarar en el juicio porque era la forma de recordar y responder a quienes quedaron en el camino. La lucha de este hombre es un ejemplo mas de que tal como ayer fuimos la piedra en el zapato de la dictadura, hoy somos la punta de lanza en la lucha por un Estado y una Nación mejor y más justa.

Fuente: www.eltrabajadordelestado.org

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional