Los trabajadores no deben tributar ganancias

Compartir

Qué absurdo resulta discutir el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias para los ingresos salariales de los trabajadores. Es absurdo considerar que los trabajadores obtienen ganancias.

¡No! Los trabajadores perciben salario, los empresarios ganancias.

Es absurdo que los trabajadores tributemos GANANCIAS, especialmente cuando las rentas del capital por operaciones especulativas, en el mercado financiero y de capitales están exentas. Las rentas de los plazos fijos no pagan impuestos. Tampoco las ganancias provenientes de las ventas de acciones. Los jueces no pagan ganancias. Todo un absurdo.

Además, el gobierno ratifica que no se mueve el mínimo no imponible para los trabajadores regulares, por imperio del cual, buena parte de la actualización salarial, de una parte importante de los trabajadores regulares, aparece con la obligación fiscal de pagar impuesto a las ganancias. ¡Un absurdo!

Los trabajadores necesitamos esclarecer al conjunto de la sociedad del disparate conceptual que significa hacernos pagar a los trabajadores  en actividad  y una franja de jubilados el  impuesto a las ganancias.

Es necesario explicar que los impuestos indirectos, al consumo, son la principal fuente de ingresos del Estado en la Argentina. Solo el IVA representa el 42% de la recaudación de impuestos, contra un 25% del impuesto a las ganancias.

El IVA lo pagan ricos y pobres, siendo mayor la incidencia en los de abajo.

El IVA que pagamos por consumir un kilo de carne es el mismo con independencia del ingreso percibido, lo mismo 1.000 pesos mensuales, que 10.000 ó 100.000 mensuales.

La información de la AFIP para enero del 2011 señala que la recaudación de enero se compone de:

1.     Impuestos por 28.471 millones de pesos

2.     Seguridad social por 12.293,30 millones de pesos

3.     Total de 40.767,30 millones de pesos

El primer disparate que mencionamos es que consideran recursos fiscales los ingresos de la seguridad social, cuando se trata de recursos previsionales, no fiscales. Es una estafa del Estado contra los trabajadores jubilados.

Una segunda consideración, es que sobre el total de Impuestos, la distribución es la siguiente:

1.     IVA recaudó 11.837,30 millones de pesos. 41,57%

2.     Ganancias 7.110,80 millones de pesos. 24,97%

3.     Comercio exterior (retenciones) 4.715,40 millones de pesos. 16,56%

4        Débitos y créditos 2.661,20 millones de pesos.  9,34

5. Otros impuestos 2.145,70 millones de pesos. 7,53%

6. Total por 28.471 millones de pesos. 100%

Es urgente modificar el régimen impositivo en la Argentina. ¡Más impuestos directos y menos indirectos!

Hay que gravar a los que más tienen. El crecimiento económico fue a las ganancias empresarias, de las principales empresas de la cúpula.

¡No al impuesto a las ganancias para los trabajadores!

¡Si al impuesto a las rentas del capital y la especulación!