Murió Berni tras sufrir un paro cardíaco

Compartir

Bernardo Bougnicurt, “Berni”, el niño de diez años que sufría una rara enfermedad llamada Anemia de Fanconi, la cual le produjo una aplasia medular y lo condujo al trasplante de células madre que necesitaba para combatir este mal, falleció estar tarde, luego de padecer dos paros cardíacos, uno a las 14.00 y otro a las 15.30, informaron a DEMOCRACIA fuentes allegadas a la familia.
El trasplante de Berni, que desde su nacimiento luchaba contra un tipo de anemia que ya le había afectado gran parte de la médula ósea, se realizó de manera exitosa a comienzos de este mes, en el Hospital Garrahan de Buenos Aires, pero hoy Berni comenzó con unas líneas de fiebre y luego de eso sufrió dos sorpresivos infartos.

“Hoy estaba bien, no sabemos qué le pudo haber pasado, es muy doloroso todo esto”, expresó Paula Llamedo, allegada al pequeño y a su familia. “Ahora los médicos iban a realizar un estudio para intentar conocer cuáles fueron las causas”, agregó, muy compungida por lo sucedido.

La muerte de Berni genera un hondo pesar en la comunidad juninense, que se había movilizado a través de campañas solidarias.
De hecho hoy un equipo médico del Garrahan llegó a nuestra ciudad para hacer una colecta de sangre, antes de que se conociese la triste noticia.

¿Qué es la anemia de Fanconi?

La anemia de Fanconi es una grave patología que fue descubierta en el año 1927 por un pediatra suizo llamado Guido Fanconi. Esta enfermedad se manifiesta principalmente en niños a través de anemias y episodios infecciosos y hemorrágicos que suelen ser persistentes y severos.

La causa por la cual aparecen estos síntomas es la desaparición progresiva de las células sanguíneas que participan en estos procesos. Los enfermos de anemia de Fanconi poseen también una elevada predisposición al cáncer, principalmente leucemias.
A pesar de su gravedad, esta enfermedad hereditaria es muy poco conocida entre la sociedad, ya que son pocos los casos descritos en la población. En España se sospecha que existen alrededor de cien familias afectadas. Con frecuencia el drama familiar asociado a la enfermedad se agudiza por el desconocimiento de la misma.

Fuente: Diario Democracia