Para “Fito” Aguirre, “los cortes terminaron siendo simbólicos porque nadie fue a trabajar”

Compartir

Así lo manifestó el secretario de Relaciones Internacionales de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Adolfo “Fito” Aguirre, a menos de 48 horas de cumplirse el Paro Nacional del 20 de noviembre. Subrayó el alto consenso social logrado por la medida de fuerza en todo el país.

“La ciudadanía apostó por sumarse al paro y no concurrir a su lugar de trabajo, los piquetes terminaron siendo simbólicos, porque los trabajadores habían decidido adherir al paro ”.

En este sentido se refirió a su presencia en el Puente Pueyrredón, que une la zona sur del conurbano bonaerense con la Capital Federal.

“Estuve manifestándome en uno de los viaductos más importantes de la Argentina, por el que día a día pasan miles de automóviles, y que ayer era un desierto. Esta es una muestra clara de que la ciudadanía apostó por sumarse al reclamo, en un día histórico. Los padres decidieron que sus niños no iban a la escuela y que ellos no trabajaban, en muchos casos desoyendo a sus propias conducciones gremiales”.

Asimismo, “Fito” Aguirre, aseguró que: “no se pudo tapar el sol con la mano. Es evidente que el gobierno sintió el embate y la contundencia de este paro. Por desgracia, siempre responden con agresiones y difamaciones, aunque cada vez tienen menos potencia en sus declaraciones”.

Por otra parte, el dirigente de la CTA, aseguró que “la contundencia del reclamo muestra a las claras que el movimiento obrero organizado se plantó ante las políticas anti populares de Cristina Fernández y la ciudadanía apoyó con contundencia el paro. Ayer fueron millones los ciudadanos que apostaron para que se cambie el rumbo de la política en el país”.

“La huelga como derecho constitucional, fue utilizado por millones de argentinos. El de ayer fue un paro que marca un punto de inflexión en la dinámica política actual. Es evidente que la Presidenta tendrá que oír los reclamos y tomar cartas en el asunto. De lo contrario estará desafiando al poder popular delegado a las centrales obreras”, finalizó diciendo Adolfo “Fito” Aguirre.