Paro Nacional activo de SENASA

Compartir

Luego de los 130 despidos que se conocieron en diciembre del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y los más de 300 despidos, que ayer afectaron a los trabajadores dependientes del Ministerio de Agroindustria de todo el país y ante los los trascendidos y la confirmación por parte de los trabajadores y de algunos funcionarios del Organismo, de que habrá nuevos despidos en el SENASA, que provocarían el retiro del control del Estado de funciones indelegables del Estado Nacional, los trabajadores del SENASA se determinaron un Paro Nacional Activo, con Asambleas en todo el país para determinar las medidas a seguir en los próximos días, el día lunes 23 de abril de 2018.

En este sentido, el secretario general de ATE provincia de Buenos Aires, Oscar “Colo” de Isasi afirmó que “desde ATE provincia de buenos Aires sostenemos, apoyamos y convocamos a este Paro Nacional y a todas las medidas que los trabajadores definan en la Asamblea que el lunes llevaremos a cabo en la Casa Central del Organismo a las 12.00, para determinar cómo seguir ante esta oleada de despidos en la cartera de Agroindustria que afecta seriamente en el caso del SENASA a los controles sanitarios del consumo de alimentos de todo el país.”

“Queremos denunciar que las autoridades del organismo han decidido retirar los Servicios de Inspección Veterinaria de los establecimientos Frigoríficos, dejando funciones de control del Estado Nacional de los alimentos que consume todo el país en manos de los privados.  Los funcionarios del SENASA pretenden implementar la figura de “Director Técnico”, privado, al cual le pagan las entidades privadas, en todos los establecimientos donde se producen y elabora alimentos  de origen animal y vegetal y retirar de dichos establecimientos los Servicios de Inspección Veterinaria del Estado”, sentenció el dirigente.

En este sentido, sostuvo que “esto compromete además  seriamente los controles de los alimentos que se consumen en la sociedad. Esta medida de despedir 380 trabajadores del SENASA, es una más de las medidas que se enmarcar en un plan de transferencia de poder a los privados de controlar la sanidad en los privados. Esto quiere decir que: están despidiendo trabajadores en el organismo que se ocupa de salvaguardar la sanidad en los alimentos que consume toda la población, dejándola en riesgo sanitario”.