Tras la jornada de lucha, ATE espera ser recibida por el gobierno

Compartir

Los estatales bonaerenses protagonizaron un paro de 24 horas en reclamo de recomposición salarial, pases a planta, nombramiento de personal en áreas críticas y una carrera administrativa. El Jefe de Gabinete Alberto Pérez los convocó a una reunión para el próximo 11 de agosto

El Secretario General Oscar de Isasi indicó que la medida de fuerza es “un verdadero parazo con alto nivel de adhesión. Sentimos un fuerte respaldo de nuestras compañeras y compañeros que están cumpliendo la medida de fuerza a pesar de la amenaza de descuento por parte del gobierno”.

El paro contó con acciones gremiales en distintos puntos del territorio bonaerense y tuvo un acto central en el ministerio de Economía en La Plata. Contó con la presencia de delegados y militantes de los sectores de Salud, Auxiliares de Educación, Niñez, registrales, Fiscalía y municipales, entre otros.

Allí tomaron la palabra Oscar de Isasi y dirigentes de distintas seccionales de ATE, entre los que se encontraban Macelo Cabrera de Florencio Varela, Marcelo Fernández de Lomas de Zamora, Sergio Gravchuk de Verónica-Magdalena-Punta Indio, Marcela Nicosia de Ensenada, Claudio Arévalo de Quilmes, Juan Murgia de Berisso, Gustavo Montiveros de Ezeiza-Esteban Echeverría, Marta González de Almirante Brown, Darío Olmedo de Florencio Varela, Carlos Acosta de Berazategui, trabajadores de Ranchos, y demás compañeros.

“Hacemos lo que venimos haciendo durante todos estos años que es ganar la calle, pelear, masificarnos. Nos juntamos porque es la única forma de lograr nuestro objetivo. Así conseguimos los 37 mil pases a planta permanente en estos cuatro años, lo que nos permitió que haya una ley paritaria en todo el territorio bonaerense, el reconocimiento del desgaste prematuro en Salud y Niñez, y la recategorización histórica en todo el estado provincial”, expresó de Isasi.