Un año entre todos

Compartir

Al cumplirse un año desde la asunción de la conducción de la Asociación Trabajadores del Estado de la provincia de Buenos Aires, el secretario general Oscar de Isasi, trazó un balance de lo actuado, y felicitó a todos los compañeros que desde cada seccional y desde cada lugar militante no abandonan ni un solo día la lucha por la dignidad del trabajador del Estado.

El Colo aseguró:

“Asumir la conducción de ATE Provincia de Buenos Aires en esta nueva etapa, era un desafió singular por varios motivos.

Se combinaban dos situaciones significativas:

La primera es que había que construir una nueva conducción tras un tiempo de claro liderazgo de Hugo Godoy, y este paso, si bien lo dábamos en el marco de una continuidad política, era un enorme desafío para los nuevos roles que debíamos asumir muchos compañeros.

La segunda, como preveíamos, era transitar por un escenario en 2012 en el que el gobernador Scioli, con el fuerte respaldo electoral del año anterior, se sentía con la fuerza necesaria para ejecutar una política de ajuste en la provincia de Buenos Aires.

Con el paso de los meses, hoy vemos con claridad que el gobernador determina ese rumbo de profundización del ajuste con el envío a la Legislatura de un presupuesto que disminuye las partidas en políticas sociales y en personal y funcionamiento en las áreas más sensibles del Estado

Ante ese cuadro de situación nosotros avanzamos en la lucha discutiendo en el marco de las paritarias por mayor aumento salarial y así logramos arrancarles, aunque insuficiente, 9 puntos más de los que el gobierno pretendía darnos.

A mediados de año pudimos torcer el rumbo de ese ajuste, cuando el gobernador intentó desdoblar en cuatro cuotas el pago del aguinaldo y nosotros, en la calle, se lo impedimos, evitando además que pase su proyecto de ley de emergencia económica, con la que pretendía poner a los trabajadores en un estado de precariedad absoluta y hundir en condiciones más indignas a los sectores más vulnerables de la sociedad bonaerense. Fuimos capaces de resistir ese embate y lo derrotamos con nuestra lucha.

Esa iniciativa política fue tan acertada que nuestra presencia en la calle, fue acompañada por otros gremios y organizaciones sociales que no coincidiendo con nosotros en muchos temas, se sumaron a nuestra convocatoria para construir la unidad necesaria para derrotar al ajuste

Y fue tan valiosa nuestra lucha contra el ajuste, que logramos ponerle poniéndole limites durante todo el presente año. Porque si no hubiéramos ganado el conflicto del aguinaldo, hoy tendríamos el pago de los salarios desdoblados y posiblemente pagados en bonos.

Al mismo tiempo, fuimos concientes también deque en esta etapa no solo debíamos mantener en alto las banderas históricas de ATE, sino que también debíamos poner de pie nuevamente a la CTA que había querido ser neutralizada por el gobierno nacional, tratando de violentar la voluntad expresada por los compañeros en las elecciones de 2010 que eligieron al compañero Pablo Micheli para la conducción.

Así, fuimos capaces de reinstalar a la CTA en la calle junto a la AJB, la Cicop, APL, docentes y organizaciones sociales.

Hoy, la CTA no es una disputa judicial, paralizada en el tiempo, sino que es claramente una iniciativa política que se puede observar cada día en la calle junto a las reivindicaciones populares.

En otro orden, nuestro gremio fue capaz también de realizar en abril un Congreso provincial en Mar del Plata, que fue un ejemplo en debate, iniciativas y propuestas, y unidad política.

En lo que hace al área de Municipales hemos logrado instalar el debate sobre el proyecto de ley sobre convenciones colectivas de trabajo, a través de un encuentro provincial realizado en la ciudad de La Plata, en el que consensuamos las pautas de aquel proyecto, y de la recorrida que sostenemos por cada uno de los distritos bonaerenses.

En lo que hace a los Nacionales, dejamos en claro con nuestra presencia constante que vamos por el camino de apostar en el crecimiento del sector a lo largo y ancho de toda la provincia de Buenos Aires.

En otro orden, digamos que durante todo el año tuvimos una política agresiva en la formación de cuadros, con recorridas por todo el territorio bonaerense, mantuvimos también nuestra política en lo que hace a la formación profesional e iniciamos el profundizamos el camino de incorporación de los jóvenes de cara a la conducción futura de nuestro gremio, con un encuentro que hicimos en octubre en Mar del Plata con el aporte de nuestros principales cuadros dirigentes, quienes interactuaron con los jóvenes militantes de cada uno de los distritos de ATE. También hemos crecido en políticas en el departamento de Salud Laboral

Nuestro camino de lucha y de coherencia es conocido e inexorable y eso redundó en más de 2 mil 700 nuevas afiliaciones en lo que va de este año.

La consigna que nos guiará en los tiempos venideros será derribar el ajuste para reabrir las paritarias y discutir en ellas condiciones de dignas de trabajo para todos los trabajadores del Estado provincial y políticas sociales inclusivas para los sectores más vulnerables de nuestro territorio.

Ahora marchamos hacia la construcción del paro de la CTA y la CGT para la segunda quincena de noviembre, mientras que el año venidero vamos a consolidar la presencia de la CTA bonaerense, ya no solo en la calle y movilizada, sino además dándole forma a un equipo de trabajo que defina y planifique la lucha de nuestra Central en todo el territorio provincial. También avanzaremos en la construcción de nuestra principal estrategia política, como es la Constituyente Social, en camino a gobernar la riqueza que generamos.