Y Julio López ?

Compartir

Se cumplieron el sábado cuatro años de la desaparición del testigo Jorge Julio López y, en ese marco, miles de personas se movilizaron por varios puntos del país para exigir justicia y pidieron al Gobierno que tome la “decisión política” de esclarecer el caso. En La Plata tuvo lugar la movilización más importante, en la que se sumaron agrupaciones sociales, políticas, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos, entre ellas, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

López, quien había estado desaparecido durante la dictadura, fue testigo y querellante en el juicio contra el ex comisario Miguel Etchecolatz en 2006, y la precisión de su testimonio fue clave para la condena a cárcel perpetua del ex policía. Una multitud marchó el sábado 18 de septiembre por el centro de la ciudad de La Plata para reclamar por la aparición con vida de Jorge Julio López. Fue una de las manifestaciones más numerosas y sectorialmente amplias de las que se han venido realizando en los últimos cuatro años, desde que el testigo clave en el caso Etchecolatz fue

secuestrado sin que se tengan noticias de su paradero. Entre otros, participaron de la movilización Víctor De Gennaro y el secretario general de la CTA bonaerense Hugo “Cachorro” Godoy. La madre de Plaza de Mayo Adelina de Alaye; el secretario general de ATE y la CTA platense, Carlos Leavy y la abogada de Derechos Humanos Guadalupe Godoy, fueron algunos de los que encabezaron la marcha junto a Carlos Saidman, quien fuera compañero de militancia y detención ilegal de Julio López y que fue orador central en el acto con el que se cerró la jornada de reclamo. En orden y sin incidentes, los manifestantes iniciaron la marcha pasadas las 18.00 desde Plaza Moreno y luego de recorrer el centro de la ciudad se concentraron frente a la Gobernación, donde desde un palco se expresaron varios oradores con críticas hacia los gobiernos nacional y provincial y también a la Justicia por lo que consideraron “un silencio cómplice con los secuestradores” de López. En Buenos AiresAgrupaciones de derechos humanos junto a estudiantes y gremios finalizaron la movilizacion en reclamo por la desaparición del albañil Jorge Julio López, que fue testigo en juicios de lesa humanidad por los crímenes cometidos durante la última dictadura militar que sufrió el país. En Buenos Aires, la CTA Capital marchó junto al Encuentro Memoria, Verdad y Justicia desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo . El dirigente de la CTA que encabezó el acto, Ricardo Peidro, sostuvo que “los 4 años sin López son insostenibles desde el punto de vista humano, ético y político y pone en jaque la credibilidad de las instituciones” y exigió “un compromiso real y firmeza en una investigación estancada y que puso al desnudo la inoperancia de las fuerzas de seguridad policiales”. Y agregó: “No alcanza con los discursos sino que se requieren decisiones, acciones y hechos que demuestren compromiso con los derechos humanos. Pasaron cuatro años y no hay ningún tipo de respuesta. No hubo avances ni pistas firmes, información o un sólo detenido”, expresó. Asimismo, Peidro pronosticó que deben “continuar movilizados” para que concluya “el silencio y el encubrimiento” y sentenció “el castigo de los responsables directos y de sus encubridores”. El sindicalista señaló que “las espaldas de la sociedad también están la desaparición de Luciano Arruga y el asesinato de Silvia Suppo, aún sin respuestas”, y aseveró que “las desapariciones procuran paralizar por el terror y desalentar a los testigos del terrorismo de Estado genocida de la dictadura”.

Fuente: www.atepba.org.ar