ATE Junín

Asociación Trabajadores del Estado

Para Camioneros y ATE, el acatamiento al paro general en Junín fue “casi total”

La medida de fuerza convocada por Moyano y Barrionuevo tuvo una amplia respuesta. No hubo estaciones de servicio, recolección, trámites, transporte de cargas, turnos en el HIGA Junín, y varios comercios estuvieron cerrados. Hubo cortes en las rutas 7 y 65.

La medida de fuerza convocada por Moyano y Barrionuevo tuvo una amplia respuesta. No hubo estaciones de servicio, recolección, trámites, transporte de cargas, turnos en el HIGA Junín, y varios comercios estuvieron cerrados. Hubo cortes en las rutas 7 y 65.

El paro general tuvo un alto acatamiento en Junín, especialmente de los gremios que responden a las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, y la CTA liderada por Pablo Micheli.

Durante la jornada de ayer, algunos maestros que adhirieron al paro no dictaron clases, no hubo servicio de recolección, expendio de combustible en las estaciones de servicio, muchas oficinas públicas no abrieron, no hubo transporte de cargas, turnos en el Hospital y varios comercios de la Ciudad permanecieron cerrados o con muy poco personal.

Desde la medianoche, los accesos a Junín desde las rutas 7 y 65 permanecieron cortados para impedir el paso de camiones y ómnibus de larga distancia. Luego el paso se abrió para los vehículos particulares y algunos micros, pero la prohibición continuó para el transporte de cargas.

El secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones de Junín, Miguel Gauna, dijo, en diálogo con TeleNoticias, que después de recorrer la Ciudad y las rutas de la zona observaron que hubo un “acatamiento prácticamente total” y que en Capital Federal, el Gran Buenos Aires y otras provincias el paro “ha sido un éxito importante”.

Los Camioneros, junto a ATE y Udocba, montaron una carpa al costado de la Ruta 7 y varios camiones de cargas pararon allí hasta que finalice la medida y poder seguir con su recorrido.

Gauna dijo que el resultado de la huelga “es una cosa que tiene que tomar nota el gobierno y de una vez por todas se deje de dar la espalda a los trabajadores que fue los que la pusieron (a Cristina Kirchner) en el gobierno con el 54 por ciento de los votos”.

Sobre los motivos que movilizaron la medida de fuerza, Gauna enumeró: “seguridad, narcotráfico, jubilados, un haber por encima del mínimo vital y móvil, el mínimo no imponible, la discriminación que tienen con los hijos de los trabajadores al no pagarle el salario familiar a sus padres, la precarización laboral y montones de puntos que este Gobierno aparentemente se olvidó de los trabajadores y no está cumpliendo”.

Adhesión de estatales

En tanto, Julio Miguenz, secretario general de ATE Junín destacó que la medida fue “altamente positiva” y agregó que en el caso de los estatales el paro fue de 48 horas y afectó a escuelas y hospitales.

En cuanto a los argumentos de la huelga, Miguenz destacó el reclamo por las “paritarias sin techo” y el “no impuesto a las ganancias”.

“El salario de los trabajadores no es ganancia. No queremos impuesto para ningún trabajador. Según el Gobierno solamente el 10 por ciento de los trabajadores paga ganancias. Entonces hay un 90 por ciento precarizado con salario básico  que no alcanza la canasta básica”, dijo y reclamó también por el “82 por ciento móvil para los jubilados que hace años vienen reclamando”.

En ese sentido, argumentó que el actual régimen de retiro “es una movilidad mentirosa que ha impuesto el Gobierno más allá que la Cámara de Diputados y Senadores ha aprobado el 82 por ciento y fue vetado por el Gobierno nacional y popular”.

El gremialista bregó también por “la derogación de la ley 11.757 para todos los trabajadores municipales, el pago de 3 por ciento a la antigüedad” y dijo que “los trabajadores municipales están discriminados, con una ley que habilita a los intendentes a hacer y deshacer lo que quieren con los trabajadores y no pagar la antigüedad”.

Miguenz respondió a los cuestionamientos a ATE y la CTA de Micheli por adherir al paro de Moyano y Barrionuevo y dijo: “nos juntamos con cualquiera de los compañeros de la clase trabajadora”.Docentes de paro

En muchas escuelas del distrito tampoco hubo clases a causa del paro general, ya que los gremios Udeb Junín, que adhiere a la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y Udocba se sumaron a la medida de fuerza.

Natalia Alderisi, titular de Udocba Junín dijo que ayer hubo “muy pocas escuelas abiertas, con uno dos o tres cursos trabajando”.
La docente afirmó que el paro es además del tema salarial por “todo lo que tiene que ver con lo administrativo y el funcionamiento de las escuelas”, dijo.

“No hay papel para imprimir. Nos cobran las fotocopias para presentar la licencia. Tenemos problemas el de los bancos (para que se sienten los alumnos). No se pueden cubrir los cargos de maestros”, afirmó.

Fuente: Diario Democracia Junín