ATE Junín

Asociación Trabajadores del Estado

El sistema de Salud en Argentina pasa por el peor momento de la Pandemia

Compartir
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

Se dice que estamos atravesando el pico de la Pandemia.  Los números generales parecen avalarlos: más de 530.000 contagiados, y más de 11.000 fallecidos y un acelerado corrimiento de las áreas de contagio del AMBA al resto del país.

En el último mes y medio el número de casos creció una vez y media. Al 1 de agosto la Argentina registraba un total de 196.543 casos de contagio y 3.596 muertos. Para entonces más del 90% de los casos se concentraba en la región del AMBA (Capital Federal y Gran Buenos Aires), y el pico en el interior del país lo marcaba Chaco y poco atrás Río Negro.

Desde ese momento el virus avanzó sobre los grandes centros urbanos de Rosario, Gran Córdoba y Gran Mendoza y empezó a crecer a un ritmo más vertiginoso empujando a la saturación al sistema sanitario que ahora viven Santa Fe, Córdoba, CABA, Mendoza, numerosos distritos del interior bonaerense, Río Negro, Tucumán y Jujuy.

Según lo ha denunciado el propio personal de Salud, en las últimas 3 provincias nombradas la terapia intensiva tiene el 81% de sus camas ocupadas. Y la posición de relajamiento que ha tomado la gente en este momento de la cuarentena permite presagiar que el tiempo de amesetamiento en la curva de contagios aún no ha llegado.

ATE viene denunciando el extremo de gravedad que transitan los sistemas sanitarios de nuestras provincias.

En la CABA los datos indican que el último fin de semana los sanatorios privados tienen una ocupación de la Terapia Intensiva cercano al 100%. No mucho mejor están los hospitales públicos.

Casi imposibilitados de cubrir la ausencia del personal licenciado (tanto por Covid 19+, aislados preventivamente y licenciados por enfermedades previas) como por el crecimiento de pacientes, la/os enfermera/os están al límite del agotamiento laboral. “La ausencia del personal de terapia es fundamental, porque sin terapistas que sepan manejar los equipos las camas sólo son virtuales”, señaló el Coordinador Nacional de ATE Salud, Rodolfo Arrechea.

Con miles de trabajadores de la salud contagiados y el lógico cansancio que se ve a los 6 meses de iniciada la Pandemia, la situación en el sector es de total agotamiento. 

“En todo el país más de 25.000 trabajadores de Salud se han contagiado desde que empezó la Pandemia”, grafica Arrechea.

Sólo en el hospital de base del dirigente de ATE, el Hospital Rivadavia, 240 trabajadores fueron contagiados. “Cada contagio implica que por contacto estrecho, hay un promedio de 4 personas más que deben ser aisladas, o sea que no podemos contar con ellos por un período de 14 días mínimo”, dice.  

Pero la situación es mucho peor cuando se incluye el aumento del nivel de contagiados. Con esta curva de ascenso, Arrechea señala que “cada 1.000 nuevos contagios, el 5% de ellos termina en terapia intensiva: cada uno con 20 días de internación, por lo que a este ritmo el sistema va camino al colapso”.

“Si a ello le agregamos que por cada 2 enfermos se necesita 1 enfermero, radiólogo, kinesiólogo y médico. Sin más personal, como decía con anterioridad, la cama se transforma en cama virtual”.   

El cansancio del personal y la falta de equipamiento también es la mayor preocupación que se comparte con el resto de las jurisdicciones. Según recientes informes del Ministerio de Salud 18 provincias ya duplican más rápidos sus contagios que el AMBA: Lo que en agosto eran 90% de contagiados del AMBA y 10% el resto del país, hoy esa proporción bajó al 65% AMBA y 35%, las restantes.

Este aumento, por ende, también bajó los tiempos de contagios y el promedio de duplicación de casos en el país se ubica en torno a los 12 días.

MENDOZA

En Mendoza, la ATE provincial trazó un panorama sombrío: “El Gran Mendoza es la zona más crítica con un 95% de camas ocupadas, y falta de profesionales de la salud a causa de los contagios”, dijo su titular Roberto Macho, para explicar el desborde del sistema sanitario.

“Hay hospitales como el Hospital Central y Lagomaggiore, están en caos, y hay muchos compañeros que han muerto por falta de cama. Desde ATE hemos hecho todas las presentaciones que se podían hacer y a la fecha son más de 600 los profesionales de la salud que están contagiados”.

Arrechea da cuenta del desborde en el sistema de Salud mendocino con el reciente envío de 30 respiradores, 50 bombas de infusión y 40 monitores. “En Mendoza casi no existió la cuarentena sino el distanciamiento social, ahí ahora los resultados. La gente no entiende cuán grave es lo que nos pasa”, acota.

Esta misma preocupación la manifiesta Oscar Muntes, titular de ATE Entre Ríos: “La propagación del Covid-19 expuso la crisis estructural del sistema sanitario provincial. Hay sobrecarga laboral, estrés, cansancio y a esto hay que sumarle la cantidad de trabajadores aislados, lo que preocupa mucho y alerta”.

Enfatiza el dirigente entrerriano que a ello debe sumarse que no hay nombramiento de suplentes ni nuevas incorporaciones de trabajadores de Salud, por lo que dice  “se está saturando el sistema”, que ocurre de las dos mismas maneras que suceden en todo el país: por la cantidad de enfermos y por la cantidad de personal agotado que se enferma.

JUJUY

Una de las regiones que más ha visto crecer al Covid es la del Noroeste argentino (NOA). Sólo Jujuy superó holgadamente los 10.000 contagios y ronda los 300 muertos.

Pese a pasar casi cien días sin casos la situación sanitaria se ve hoy totalmente desbordada. “El gobierno provincial venía diciendo que tenía todo controlado y en una semana todo colapsó. La realidad nos dice que el gobierno nunca tuvo la situación bajo control”, apuntaron dirigentes de ATE.

En las periódicas reuniones que se mantiene con el Ministerio de Salud provincial, la ATE provincial no deja de repetir las necesidades prioritarias del sector Salud: los elementos de bioseguridad, la falta de equipos de protección, la precariedad laboral, la falta de recursos humanos y la extenuante carga horaria.

El gremio remarca que “existe una evidente desidia del COE provincial y los COE de municipios de la provincia, ante el aumento de casos por covid-19”. “A ello le podemos sumar la falta de inversión real en equipamientos hospitalarios”, agregó Arrechea.

SALTA

En el mismo NOA, más precisamente en la región de Orán (Salta), la/os delegada/os de ATE calificaron su realidad como “una bomba de tiempo”. En el hospital más grande de esa región, el Hospital San Vicente de Paúl, de Orán, concentra en núcleo duro del personal contagiado de la Salud. Según estimó el gremio “más del 80% de los contagiados son trabajadora/es de primera línea, es decir, trabajadores de Salud y de fuerzas de seguridad”.

TUCUMÁN

En este NOA Tucumán no ha sido inmune al crecimiento de casos de Covid y las camas de la terapia intensiva superan en los últimos días el 80% de ocupación. En la región también se encuentra La Rioja, que registra una de las tasas más altas de muerte por cada caso positivo del país.

SANTA FÉ

Este miércoles por primera vez una provincia por si sola superó los 1.000 casos diarios, que en estos 175 días de cuarentena sólo se apuntaban en el AMBA.

Esta provincia es Santa Fe que el miércoles cerró con 1.087 nuevos contagios. Para Arrechea “este número no nos sorprende porque llevamos denunciando desde hace días que el sistema sanitario provincial está en una etapa muy crítica”.

REGIÓN PAMPEANA

Sobre esta misma región pampeana, ATE señala que hay grandes ciudades del interior provincial como Mar del Plata y la cabecera Junín, como localidades aledañas, que el colapso sanitario será inmediato.    

REGIÓN PATAGÓNICA

La región Patagónica tampoco pudo escapar a la circulación del Virus. En La Pampa el propio gobierno provincial estima que sólo el personal hospitalario representa el 15% de los contagiados en la provincia.

Como si fuera poco en pleno pico de Pandemia el gobierno aprobó que las licencias por profilaxis, sólo podrán tomarse hasta fines de noviembre o se pierden. Esta disposición fue calificada por ATE como “coercitivo y en detrimento de los derechos de las y los trabajadores de la Salud y exige que puedan acumularse el próximo año”.

El otro punto patagónico de estrés lo tiene la provincia de Río Negro. Tanto ha crecido que la ATE ha pedido en sucesivas ocasiones el regreso de la población al confinamiento más rígido que permite la cuarentena.

Para el secretario general de la ATE provincia, Rodrigo Vicente, “está comprobado durante el inicio de la pandemia su éxito como medida preventiva, alentando el desaceleramiento de la curva de contagios y la distensión del sistema sanitario provincial”. “No debemos ser dubitativos: entre la economía y la salud, hay que elegir la salud. Y por eso proponemos que, de ser necesario, regresemos a la fase 1”, sentenció Vicente, sobre un reclamo que, dado el aceleramiento de los contagios, comienza a ser evaluado desde esferas del gobierno nacional. 

  • 2
    Compartidos