ATE Junín

Asociación Trabajadores del Estado

Micheli y Moyano calificaron de histórico el paro nacional

A horas de finalizados los cortes en todo el país y en una ciudad que lucía como un domingo de enero, Pablo Micheli y Hugo Moyano calificaron la jornada como histórica y volvieron a exigir que el gobierno escuche el fiel reclamo de los trabajadores de todo el país de gozar de trabajos, salarios y condiciones laborales dignas.

A horas de finalizados los cortes en todo el país y en una ciudad que lucía como un domingo de enero, Pablo Micheli y Hugo Moyano calificaron la jornada como histórica y volvieron a exigir que el gobierno escuche el fiel reclamo de los trabajadores de todo el país de gozar de trabajos, salarios y condiciones laborales dignas.

Mientras que afuera el sol rajaba la tierra, adentro de la histórica Confederación del Trabajo y ante los cánticos de las decenas de militantes y trabajadores presentes, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y su homónimo de la CTA, Pablo Micheli, celebraron la huelga nacional que paralizó las principales ciudades del país, así como la Ciudad de Buenos Aires que lució como un día feriado.

Luego de hacer un minuto de silencio por la muerte de dos compañeros de la CGT, Hugo Moyano dijo que “sin dudas hoy fue un día de fiesta, donde todos los que cumplimos esta jornada importante nos sentimos satisfechos por cumplir, defender y expresar lo que el trabajador necesita. Otros hombres y mujeres seguramente no puedan sentirse así”.

Moyano agregó que “la disconformidad de los trabajadores se expresó en el vacío que encontramos en la ciudad, en los centros comerciales, en las rutas, calles y distintos lugares de nuestro país”.

Ante la falta de respuestas del Gobierno, el dirigente sindical agregó: “Ha sido una jornada importantísima. Imagino que el silencio y la falta de gente en las calles es la voz que el Gobierno debe escuchar, ya que a los dirigentes no nos da ningún tipo de respuesta”.

En relación a lo que dijeron Abal Medina y Randazzo sobre el paro, Moyano los calificó de “bocones y jetones que hablan por hablar”.

Por su parte, Pablo Micheli, agradeció la invitación a la CGT y agregó: “Estamos felices. Es bueno ser dirigente y haber comprobado que los trabajadores y trabajadoras hayan respondido vaciando las calles. Hay una cosa que quedó demostrada y es que este Gobierno no puede dejar de ver lo que acaba de ocurrir en nuestro país”.

El secretario general de la CTA añadió que “el Gobierno debe sacarse la venda de los ojos y los tapones de los oidos” y pidió a la Presidenta Cristina Fernández que escuche y abra el diálogo a los distintos sectores. “Ojala acepte que podamos discutir los problemas que hemos planteado y se pueda sentar a oír”, aseguró y reiteró que desea que Cristina “entienda que para construir una democracia hay que tener la voces de todos, no sólo la de sus amigos”.

Micheli, que estuvo desde temprano en el corte del Puente Pueyrredón aseguró que el paro había sido realizado con felicidad y convencimiento por los trabajadores y trabajadoras “le dimos una herramienta a este pueblo para poder defenderse, en particular a los trabajadores” y aseguró que van a seguir “construyendo en esta senda, con esta unidad de acción”, sin dejar de explicar que entre la CTA y la CGT existen diferencias, pero que no les impide juntarse “todas las veces que sea necesario hasta resolver los problemas de nuestro pueblo y la clase trabajadora de nuestro país”.

Julio Fuentes, secretario general de ATE Nacional agregó que su gremio paró “porque nos cansamos de ser el último orejón del tarro, no nos rige el salario mínimo vital y móvil, paramos porque queremos una solución a nuestros problemas”.

Foto: Luis Bañagasta