Resultados finales de las Elecciones de la C.T.A

Ayer, Pablo Micheli celebró elecciones en la CTA sin que se presentara su rival, Hugo Yasky. Obviamente, ganó. En paralelo, Yasky llamó a sus 14 aliados de la Lista 10 para que fijaran otra fecha de elecciones, en marzo de 2011, y juntos, los 15, la aprobaron. Pero en esa reunión también participaron Micheli y sus 15 aliados de la Lista 1, que, sumando 16 votos en total, dieron por válidas las elecciones de ayer. Todo eso, frente a escribanos que, cada uno por su lado, dieron fe de los dos posturas opuestas.

Al final de una jornada en la que la pelea por el control de la Central de los Trabajadores de la Argentina volvió a definir los límites de la legalidad y la cordura, sólo quedaba una certeza: con dos elecciones en juego, la central obrera nacida en los 90 quedó, finalmente, dividida. Ahora, los sectores que responden al estatal Micheli y al docente Yasky se embarcarán en una nueva pelea: convertirse en los portadores del nombre oficial de la CTA.

Aunque ambas partes lo nieguen, la estructura política y edilicia de la central también estará en juego.

El nuevo capítulo del conflicto sindical comenzó ayer, a las 8, cuando se abrieron las votaciones complementarias en Tucumán, Mendoza, Misiones y en 48 mesas de otras provincias. Esos comicios fueron ordenados por un comité arbitral constituido por ambas partes, que dictaminó que en la votación original, del 23 de septiembre pasado, hubo fraudes cruzados.

Pero el llamado a los comicios de ayer fue realizado sólo por el sector de Micheli, con 17 firmas a su favor. Eso sucedió el pasado 28 de noviembre, luego de una reunión de la mesa ejecutiva nacional que había convocado Yasky, pero a la que decidió faltar a último momento.

La mesa es el único órgano que puede fijar elecciones. Tiene 35 miembros y necesita 18 para lograr quórum, número al que no llega ninguno de los dos sectores.

Los comicios de ayer se realizaron sin el consentimiento de Yasky ni del Ministerio de Trabajo, que, aunque no reconoce a la central ni participó de las elecciones en su primer turno, intervino luego en favor de la Lista 10, en la que militan dirigentes afines al kirchnerismo.

Cerca del mediodía, la mesa nacional volvió a ser convocada por Yasky, que se presentó junto a 14 aliados con un temario definido: llamar a elecciones el 17 de marzo de 2011. Pero, contra lo previsto, Micheli y sus 15 delegados también se participaron y votaron cambiar el temario. En medio de un cruce de acusaciones que fueron registradas por los dos escribanos presentes, el sector de Micheli votó, por 16 a 15, dar por válidas las elecciones de ayer.

Con el argumento de que el estatuto no permite cambiar el temario de la convocatoria, Yasky y su grupo votó que las elecciones se hicieran en marzo. Se impusieron por 15 a 0.

Igual de desequilibrada fue la victoria que Micheli logró cuando se cerraron los comicios de ayer. En septiembre, el Comité Arbitral había dado una ventaja de 11.453 votos sobre Yasky. Al cierre de esta edición, el escrutinio provisional ampliaba esa ventaja a 27.040 sufragios.

Con esos datos en mano, Micheli ingresó anoche a la sede central de la CTA (Piedras 1065). “Por cuatro años no habrá más elecciones”, indicó a La Nacion, para dejar en claro que, si Yasky celebra elecciones en marzo, será para elegir autoridades de otra central.

“Se acaba una etapa en la que la CTA estuvo de espaldas a la precarización laboral”, sostuvo, para enfatizar: “Se abre la puerta para que salgamos a la calle, a pelear por el 82% móvil, contra la pobreza de nuestros chicos y la represión.”

A su lado, su aliado Víctor De Gennaro anunció que las nuevas autoridades serán proclamadas el martes, a las 14, frente al Ministerio de Trabajo. “El único lugar que intenta negarlos la legalidad y el voto”, sostuvo.

Por su parte, Yasky consideró un “error político” que sus oponentes dieran quórum a la reunión de ayer, y sostuvo que el único resultado legalmente válido era la nueva fecha de elecciones. “Vamos a celebrar comicios limpios por primera vez, dentro de la ley. Si lo hubiéramos hecho antes, no estaríamos frente a esta fractura”, concluyó.

Pablo Micheli

Celebró elecciones ayer

En noviembre, tras imponerse por 11.500 votos en los comicios generales, la Lista 1 convocó para ayer a elecciones complementarias. Tuvo el apoyo de 17 delegados de la mesa ejecutiva nacional de la CTA.

No avala los comicios de marzo

Con 16 votos contra 15, cambió el temario de la mesa nacional reunida ayer y avaló las elecciones que se celebraron entre las 8 y las 18.

Apoyo de la junta electoral

La Lista 1 tiene mayoría en la junta, que fue aprobada por unanimidad en el último congreso de la CTA, presidido por Yasky, que ahora la critica

Hugo Yasky

Rechazó las elecciones de ayer

La Lista 10, que citó a esa reunión de noviembre pero al final no se presentó, sostiene que la convocatoria de ayer no fue válida porque Micheli no logró reunir el quórum de 18 delegados.

Fijó nuevos comicios en marzo

Con sólo 15 firmas, pero el quórum aportado por el grupo de Micheli, llamó a elecciones el 17 de marzo de 2010.

Apoyo del Gobierno

El Ministerio de Trabajo intervino en dos oportunidades en la disputa electoral, ambas veces en favor de Yasky.

Más noticias

PARITARIA BONAERENSE: 6,5% para julio, impactará en jubilados

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de la provincia de Buenos Aires llegó a un…

Jubilados Provinciales (IPS) ¿Cuándo cobro en julio 2024?

El Instituto de Previsión Social (IPS) ha anunciado que los jubilados y pensionados de la…

1 comment

Angelita says:

SERÁ LO QUE DEBA SER O SINO NO SERÁ NADA. OTRO REFRÁN … QUE ME DICEN???? CREER O REVENTAR Y ELLOS NO CREIAN!!! REVENTARAN?????????
PERDÓN PERO, DIOS QUIERA!!! Y QUE TAMBIEN É ME PERDONE

Comments are closed.