ATE Junín

Asociación Trabajadores del Estado

De Isasi: ”Si hay paritarias es porque las forzamos con paros y movilizaciones”

El secretario general de ATE en la provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, recibió en sus oficinas de calle 8 a LA CAPITAL y allí anticipó en qué condiciones irá su gremio a negociar el jueves próximo, cuando a la paritaria se presenten con una medida de fuerza en plena vigencia.
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El secretario general de ATE en la provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, recibió en sus oficinas de calle 8 a LA CAPITAL y allí anticipó en qué condiciones irá su gremio a negociar el jueves próximo, cuando a la paritaria se presenten con una medida de fuerza en plena vigencia. Además, el referente de la CTA bonaerense, hizo también una evaluación de un año en donde desde el gremio se llevaron adelante muchas batallas, como la ley de paritarias municipales, con importantes logros para sus afiliados.

-¿Cómo van a la negociación el próximo jueves 18?

-Vamos con un paro a la reunión, que resolvió ATE ayer en reunión de Consejo Directivo Provincial. Pero no para ser tauras, ni para decir que somos más malos. Porque somos conscientes de que si hoy hay paritarias es porque las forzamos con paros y movilizaciones. Entonces, el día 18, en el marco de la jornada nacional de la CTA, donde vamos a exigir los 4 mil pesos para todos los trabajadores marchando hacia Plaza de Mayo, desde ATE hemos definido un paro provincial para ese mismo día, con concentración y acto en Puente Pueyrredón, previo a la movilización que se va a hacer a Plaza de Mayo.

-¿No puede resultar contraproducente presentarse a negociar con una medida de fuerza?

-Estamos convencidos de que este gobierno no siente. No está en su sentimiento sentarse a discutir y resolver los problemas de los trabajadores. La paritaria la usa dos veces o de dos formas para decirlo más claramente: una por ley, porque tiene que convocar a paritarias para discutir salarios porque la ley lo obliga; y después habilita paritarias como válvula de escape cuando el conflicto crece. No tiene la convicción de tener la herramienta paritaria para juntamos sistemáticamente y abordar los problemas para ver como los vamos resolviendo. Es un gobierno de neto corte unilateral que quiere decidir las políticas unilateralmente y en general en perjuicio de los trabajadores. Por eso la paritaria se abrió antes, aunque tardíamente, porque fuimos capaces de luchar. Lo que queremos dejares un mensaje claro, nosotros no vamos a esperar a que el gobierno cambie lo que no quiere cambiar, vamos a generar las condiciones de movilización para que la oferta salarial del gobierno sea la más aproximada a las necesidades de los trabajadores.

El balance

-¿Cómo evalúan su año?

-En primer lugar hay que decir que en 2014, por tercer año consecutivo transitamos el camino del ajuste decidido por el gobierno provincial, es decir una decisión que implica descargar la crisis sobre los trabajadores; y los sectores más vulnerables. ¿Por qué digo esto? Porque una cosa es estar compartiendo el territorio con un gobierno que quiere redistribuir y otra cosa es estar compartiendo un territorio con un gobierno que lo quiere es mantener la desigualdad y profundizarla. También fue un año duro, positivo, con algunos logros. Para nosotros es importante que 14 mil trabajadores puedan pensar su vida en términos de años y no que cada 31 de diciembre vivan la angustia de no saber si van a volver a trabajar o no el año que sigue. Un año importante en cada una de las luchas, en el crecimiento en afiliación, en la consolidación de la CTA en la provincia de Buenos Aires, pero que todas esas cosas nos sirven, para multiplicar la esperanza de que si sumamos muchos más compañeros a la pelea, podemos conseguir muchas más cosas y fundamentalmente cambiar el rumbo de este ajuste, que quiere qué paguemos una crisis que no generamos los trabajadores, con un ajuste que realmente no merecemos.

-¿Por qué cree que Scioli busca mantener la desigualdad?

-Este año el Ejecutivo hizo votar en la legislatura un presupuesto de típico corte neoliberal de los ’90. Si uno ve el presupuesto va a ver que es un presupuesto de los ’90, eso sí, en nombre de la nueva política, porque tiene 3 componentes que son clásicos del ajuste: reducción de partidas sociales, es decir se redujo la partida en desarrollo, salud, educación, en niñez y en las áreas que necesitan inversión los sectores que menos tienen; precarización laboral, porque en 2014 se transfirieron 6000 cargos que eran de planta permanente a planta temporaria; y se volvió a privilegiar el pago de la deuda pública, es decir se retiró plata de políticas sociales y de personal, para privilegiar el pago de la deuda pública, una típica ecuación de los ’90. Y además se mantuvo el decreto 03 del 2012, por el cual hoyes economía quien decide si se necesita lin camillero o no en un hospital en La Matanza, porque quien tiene concentrados los cargos y decide porque los cargos están congelados es el ministerio de economía. O sea el superministerio, como en la década de los ’90, cuando las políticas sociales eran decididas en función de números y no de las necesidades de la gente.

Los conflictos

-¿Qué consecuencias trajo esta política?

-Esto hace que en el 2014 hubiera hospitales desabastecidos; conflictos día por medio, conflicto con los trabajadores del Estado por la inestabilidad laboral, por los salarios, por las bonificaciones. Entonces lo que queremos decir que en realidad nuestro, rol de movilización no tuvo que ver con acompañar a un gobierno que quería mejorar las condiciones laborales de los estatales, sirio de confrontar con un gobierno que lo que quería era mantener las condiciones de precariedad cuando no, quería profundizarlas. A pesar de eso y con los paros, movilizaciones de la CTA, de ATE, el día 23 de octubre tuvieron su punto culminante, el 4 de agosto marchamos a la Dirección de Escuelas, un proceso de movilización y lucha que hizo que en varios momentos tuviera que retroceder el gobierno y resolver de una manera distinta a la que hubiera querido. Es así que conseguimos el pase a planta permanente de 3360 compañeros temporarios mensualizados de la Dirección de Escuelas. En un año, de diciembre del año pasado a diciembre de este año, conseguimos el pase a planta permanente más significativo de las últimas décadas. Ahora ninguno fue por un trámite por duplicado, todos fueron procesos de movilización, de lucha, de paros, que a medida que se acercaba el momento electoral, el gobierno se veía obligado a ceder, por dos razones: la primera por la creciente conflictividad que instalábamos desde lo gremial y la segunda porque el horizonte de elección hace que tengan una política racional hacia los trabajadores. Y la sociedad no ve bien que haya precariedad laboral, que haya inestabilidad laboral. Había 33 mil trabajadores temporarios mensualizados en la Dirección de Escuelas, logramos que 14 mil pasarán a planta permanente y ese no es solo un triunfo mío, porque yo soy parte y expreso una política, sino de miles de compañeros anónimos que no tienen la posibilidad de salir en los diarios, pero que día a día se levantan para construir la fuerza y la esperanza que peleando se pueden conseguir cosas. Pudieron forzar también algunos nombramientos este año Logramos, ante un gobierno que quería reducir los cargos, que hubiera en el presupuesto provincial 2015, los 4800 cargos que van a ir a los trabajadores de limpieza y de vigilancia dé los hospitales, que hoy están con becas y que en la última reunión que tuvimos con el ministro de salud planteó que a partir del 1 º de enero se iniciaba el proceso de pase a planta permanente. Y coronamos 18 años de lucha de la Asociación de Trabajadores del Estado en los que hacemos municipales. La sanción de una ley paritaria a nivel municipal, más allá de que en la exposición mediática se lo quiere otorgar a cualquiera menos a ATE, es el fruto del trabajo y la pelea de 18 años.

Lo que vendrá

-¿Cómo prevé el año porvenir?

-El 2015, sin ningún lugar a dudas, es un año en el que garantiza el conflicto es el gobierno provincial. Porque el gobernador insiste con el ajuste porque el presupuesto es un calco de 2014, con una variable preocupante, que es el pago de los intereses de la deuda, que aumentó exponencialmente, una deuda que no es con el estado nacional en su mayoría como se dice, sino que es con tenedores de bonos en dólares y en euros, por lo tanto empezamos a tener aprietes serios de parte de los organismos internacionales.

-¿Cómo evalúa este comienzo anticipado de la negociación paritaria?

-Le arrancamos el adelantamiento de la paritaria, que paradójicamente yo salí a decir en los medios que era tardía, porque no era voluntad del gobierno. Porque si así hubiera sido se tendría que haber hecho una paritaria en el primer semestre porque ya los salarios se habían devaluado. En realidad, el creciente conflicto gremial y la cercanía de las elecciones hicieron qué tuvieran que adelantar la paritaria. Ahora, ese adelantamiento tuvo más que ver con nuestras condiciones de lucha que con las convicciones del gobierno. Si hubiera habido convicción del gobierno tendrían que haberla hecho mucho antes. Y ahora vamos a multiplicar la movilización porque necesitamos arrancarle el mayor aumento para recuperar el poder adquisitivo.

FUENTE: Diario La Capital de Mar del Plata