ATE Junín

Asociación Trabajadores del Estado

La otra cara del “relato”

Organizaciones sociales de la CTA, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el MST Teresa Vive de Capital y provincia de Buenos Aires se hicieron presentes en Plaza de Mayo para gritar con bronca que en Argentina hay pobreza e indigencia, que con 6 $ no se come, que los planes sociales no alcanzan y que la inflación provoca hambre en un país de alimentos. Ricardo Peidro representó a la Mesa Nacional de la CTA.

La Jornada Nacional contra la Pobreza que tuvo eco el pasado viernes 17 en todo el país y que en Buenos Aires se había suspendido por el temporal, tuvo su culminación ayer en Plaza de Mayo cuando miles y miles de trabajadores y trabajadoras ocupados y desocupados se unieron para hacerse oír y visibilizar que la pobreza existe y crece más allá del “relato”.

“¡Baste de hambre y de inflación!” rezaban los carteles de convocatoria que unieron a diversas organizaciones sociales que trabajan en los barrios donde la “sintonia fina” parece no sintonizarse, donde las changas empiezan a escasear y donde los comedores son castigados por no practicar oficialismo.

Así lo dieron a entender las declaraciones formulados sobre un camión enorme al pie de la Pirámide de Mayo, de espaldas a la Casa Rosada y provisto de una larga bandera que rezaba “Con 6 $ no se come”.

“Existimos, señora Presidenta” expresó con fuerza Gabriela Aranda de Barrios de Pie, “y no nos alcanzan los sueldos de la cooperativas y no nos alcanzan las asignaciones por hjo”.

“Hay 7 millones de jubilados y pensionados que miran de cerca la línea de la indigencia” bramó Mariano Sánchez, coordinador de las organizaciones de trabajadores pasivos que integran la CCC.

Néstor Gómez del recientemente formado Bloque de Organizaciones Sociales de la CTA provincia de Buenos Aires (BOS) explicó que “muchos compañeros no han podido venir porque sus barrios siguen inundados. Eso es parte de la pobreza que no quieren ver, que quieren ocultar” e invitó a todas las organizaciones territoriales bonaerenses a unificarse porque “de esta salimos con lucha, lucha y más lucha”.

“Hace más de 10 años que pedimos una ley de expropiación para las fábricas recuperadas y nada. Pero Ciccone se expropiará de la noche a la mañana y nadie sabe quiénes son los dueños. Por eso nos oponemos al relato de los que se salvan al calor del poder y sus privilegios, lejos de los que más necesitan” señaló con calma y firmeza Mario Barrios de la Cooperativa UST y de ANTA, la organización de trabajadores autogestionados adherida a la CTA.

 

La realidad de los pequeños chacareros y la problemática de los tamberos llegó de la mano de Guillermo Gianazzi quien trajo la adhesión de la Federación Agraria Argentina a poco de cumplirse 100 años de “El grito de Alcorta”.

“Mientras crece la inflación, crece la desigualdad social, aunque nos quieran mentir con el INDEC. Hay 800.000 pibes desnutridos en el país de los funcionarios que cobran 50.000 pesos por mes. No nos tomen más el pelo. Nosotros no pagaremos la crisis” fue resumidamente el mensaje de Gustavo Giménez en nombre del Movimiento Sin Trabajo “Teresa Vive”.

Juan Carlos Alderete, el histórico líder de la CCC, habló de castigos: “Nos castigan congelando los sueldos de los planes Argentina Trabaja y los planes sociales. Nos castigan con cooperativas donde somos tercerizados y explotados. Nos castigan con la inflación y con el clientelismo. No podemos soportar más”.

Daniel Menéndez de Barrios de Pie habló en cambio de extorsión: “Cuando cortamos la 9 de Julio o la Autopista nos acusan de extorsionadores pero después ellos nos extorsionan aumentando los sueldos de Argentina Trabaja solo a los que ellos quieren y nos extorsionan suspendiendo la ayuda a mil comedores en todo el país por no ser kirchneristas”. Agradeció a los trabajadores de ATE-INDEC por revelar la mentira y convocó, como los demás, a unirse en la acción.

El último orador fue Carlos Chile, secretario general de la CTA porteña y fundador del MTL, quién evocó a los mártires de Trellew, a 40 años de la masacre, y a los azucareros de El Tabacal que cortan la ruta en Salta luchando contra los despidos.

“Esta lucha que llevamos adelante es por las mujeres, es por los pibes y es por los viejos: los que más sufren esta realidad. Las mujeres de nuestros barrios saben que con 6 $ diarios no se alimentan a nuestros hijos como los viejos saben que la jubilación hoy por hoy, más que un derecho obtenido, es una especie de subsidio a la vejez” expresó el dirigente ceteatista y habló de bronca, de unidad y de la continuidad de la lucha.

Se cantó el himno, se enrollaron las banderas y todos se fueron con la sensación de que pronto iban a volver y a ser muchos más.

* Equipo de Comunicación y Difusión de la CTA